sábado, 4 de enero de 2014

Camino de Santiago en bici desde León


A mi abuelo Román



Nací hace 31 años en Vigo (Pontevedra, Galicia).  Desde los 6 me crié en el Sur, en el Puerto de Santa María. Además de nacer, le tengo un cariño especial a Galicia y todos los años cuadro algunas visitas a miña terra galega para ver a la familia

Recuerdo desde pequeñito que una de las visitas obligadas en nuestras vacaciones gallegas era Santiago de Compostela. Siempre me gustó ese día. Me quedaba embobado con el ambiente de la plaza del Obradorio, la catedral, el abrazo al apostol, el botafumeiro. Tambien me fascinaba ver a los peregrinos con sus pintas, sus mochilas, sus conchas, sus bastones... con sus caras de satisfacción, incluso con sus lágrimas.
Siempre volvía a casa con la ilusión de un día ser yo uno de esos peregrinos. Muchos años me he prometido que haría el Camino y al final nada... pero esta primavera por fin dije aquello de... "de este año no pasa"

Existen mil motivaciones para hacer el Camino, cada uno tiene las suyas y todas son igual de válidas. Para mí el Camino sobre todo es un reto, una búsqueda religiosa-espiritual, es una aventura, es deporte, es compañerismo, es también es una promesa personal...
Es algo que creo que hay que hacer por lo menos una vez en la vida

Después de verano tenía ahí unos días libres sueltos, así que empecé a programar el viaje recopilando y empapándome de información, preparando el material y liando a algún amigo. A mediados de septiembre estuve una semana recorriendo la Provenza y la Costa Azul francesa con Bea, mi mujer. Una delicia de viaje. No me resistí a fotografiarme en Arlés en este albergue de peregrinos del Camino, a unos 1500 km de Santiago. No tardaría mucho en comenzar mi Camino


A medida que se acercaban las fechas elegidas parecía que los planetas se alineaban para descuadrar mi aventura. Durante las fechas elegidas me habían surgido dos planes ineludibles y solo me iban a quedar 5 días libres seguidos. Por otro lado me quedaba solo, los tres amigos que mostraron algún interés en apuntarse se iban cayendo uno a uno de la convocatoria, realmente era muy dificil cuadrar en los únicos cinco días libres seguidos que podía terner en septiembre

Me tuve que replantear todo. La cabeza me decía que lo dejase para el año que viene, cuadrando mejor con amigos y mas días libres. El corazón, cabezón él, siempre cabezón, me decía que "palante"... pues... "palante"!!!

Si tuviese 10-12 días libres me encantaría hacer "entero" el Camino francés, el tradicional y mas concurrido, desde Roncesvalles casi limítrofe con Francia, y recorrer todo el norte de España. Entrecomillo el entero porque el Camino no tiene principio, he conocido durante estos días a gente que veía andando desde Roma!!! Y gente que venía en bici desde incluso mas lejos...

Al disponer solo cinco días libres preparé todo para hacerlo desde León por el Camino francés. Mi gps me marcaría 327 km desde León hasta Santiago. Pasando por las provincias de León, Lugo y La Coruña
Toda la ruta esta grabada en wikiloc, y disponible en este link el track gps para descargar
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5347747


En el reverso de la credencial podemos ver el mapa de los Caminos mas transitados, desde dentro de España y desde el extranjero


La noche antes del comienzo de esta aventura dejo todo el material preparado y empaquetado para viajar en bus hasta León (exigencias de alsa). La bici parece un bocata de mortadela!!


Y comienza el Rock & Roll...


PRIMERA ETAPA


A las 9:00 cojo el bus alsa Madrid-León, me acerca mi mujer (una santa!!) a la estación con todos los bártulos. Doy una cabezada en el bus, y el viaje se me hace corto por lo nerviosito que iba. Poco antes de las 13:00 llegamos a la estación de León. Desempaqueto y monto la bici en un plis plas, mas fácil y rápido de lo esperado


La idea era poner el primer sello en la catedral de León, pregunto a un taxista como ir y me pongo a rodar los primeros metros del Camino!! Hace un día estupendo. Se me hace raro pedalear con alforjas, no estoy acostumbrado, sobre todo con bordillos y adoquines notas que el peso y el reparto de pesos no es el normal. Los primeros kilómetros iba con cuidado y bastante torpón. Ahora recomiendo probar las alforjas con peso antes, durante el entrenamiento
Pregunto a un taxista, me indica como llegar a la catedral, en un ratillo me planto en el centro de León y llego a la plaza de la Catedral que está concurridísima. Es domingo y la hora del aperitivo


Saco mi credencial, pongo el primer sello, hago unas fotillos y ahora sí que sí... vamos allá!!
Me despisté un par de veces para salir de la ciudad y coger bien el Camino, fue la típica novatada del primer día

Mi idea era llegar a Santiago el Jueves, me quedaban unos 330 km para repartir en las distintas etapas
Uno sabe donde empieza la etapa, pero no sabe hasta donde va a poder llegar. Depende mucho del perfil, de la climatología, imprevistos, fuerza física... cualquier pinchazo o pequeña avería puede llevar al traste la etapa mejor planeada

Es importante cambiar el chip, amoldarse al Camino y ser bastante flexible
Esta primera etapa iba a ser llana, en principio la mas monótona, y me interesaba hacer bastantes kilómetros para quedarme entre Astorga y Rabanal del Camino, esa era la horquilla que manejaba. Cuanto más cerca de Rabanal mucho mejor, ya que así empezaría la segunda etapa a los pies del alto de Cruz de Ferro y de esta forma comenzar la dura ascensión "fresquito" con energías

Consigo salir de León y me voy encontrando las omnipresentes flechas amarillas que nos marcan el Camino. El primer cartel anunciando Santiago que me encuentro me hace muchísima ilusión


La primera población que me encuentro es Trobajo del Camino, que se presenta casi como un barrio periférico de León. Unos kilómetros más y llego a La Virgen del Camino. A partir de aquí hay dos alternativas y no me aclaro mucho con las flechas, finalmente cojo la alternativa San Miguel del Camino, Villadangos del Páramo, San Martín del Camino y llego a Hospital de Orbigo y su imponente puente medieval del Paso Honroso, de piedra, construido en el siglo XIII


Durante toda la etapa voy recorriendo terrenos agrícolas. Casi todo llano y con largas rectas, bastante calor, llego a San Justo de la Vega desde donde podemos observar Astorga y sus torres que está muy cerquita
A la entrada de Astorga me sorprende un fuerte repecho, pero que pronto nos lleva a su catedral y Palacio Gaudí.


Aprovecho para descansar un rato, foto, sello, acuarius... y me planteo si buscar albergue aquí o seguir hasta Rabanal del Camino. Son las 17:00 y aunque voy cansado me veo con fuerzas para darle más a los pedales
No estoy encontrando casi ningún peregrino. Normalmente los "caminantes" empiezan sobre las 6-7 de la mañana y los bicigrinos alrededor de las 8-9 ya con luz. Y por lo general terminen su etapa antes de las 15-16, por lo menos eso es lo que vi durante mis cinco días de Camino

Me preocupa llegar a Rabanal tarde, calculo sobre las 19:00, y que pueda haber problemas de albergue, que quede poco tiempo de luz... pero bueno, con todos estos pensamientos me pongo a dar pedales. Durante casi toda la etapa sopló un ligero viento en contra, a veces se hacía incómodo. Pero si hubiese soplado fuerte habría sido sin duda una etapa durísima

Veo al fondo los Montes de León, el terreno deja de ser tan llano, paso por pequeños pueblos como Murias de Rechivaldo, Santa Catalina de Somoza, El Ganso y por fin llego a Rabanal del Camino. Llevaba en mi equipaje una guía con albergues recomendados de bicigrino.com y me dirigí directamente al mitiquísimo albergue del Pilar, eran cerca de las 19:00, tardísimo para andar sin albergue...
Me presento al hospitalero (la persona encargada de llevar el albergue) y le pregunto si queda cama libre. Me dice que las literas están completas pero que en una sala hay unos colchones en el suelo y que ahí si que tendría hueco. Precio cinco euros


Es la primera vez en mi vida que piso un albergue, se lo hago saber para que me explique un poco como va todo, duchas, comidas... En el patio interior cando la bici, desmonto las alforjas y voy en busca de mi colchón
Me doy una ducha caliente que me sabe a gloria, lavo la ropa, la pongo a secar. Hago un par de llamadas para decir que sigo vivo a mis padres y a mi mujer

Resumen gráfico del primer día, los kilómetros que me marca el cuentakilómetros de la bici, y los sellos que he ido poniendo en mi credencial de peregrino


Tengo muchísima hambre, me acerco a lo que parece el bar del albergue y me pido unos huevos fritos con bacon, algo ligerito para para reponer fuerzas, jaja.  Durante la cena coincido con una pareja de señoras de unos 60 años que vienen andando, una es belga y otra irlandesa, medio nos entendemos con mi inglés macarrónico. También hablo con unos chavales de Madrid que vienen andando desde León, muy majos

Paso por el salón y conozco a mis vecinos de colchón, Jesús y Carlos, son madrileños y vienen en bici desde Roncesvalles. Nos damos los tres una pequeña vuelta por el pueblo y congeniamos. En principio tiene pinta que van a ser mis compis durante alguna etapilla. Primera noche y ya no estoy solo

Son casi las 22:00 y mucha gente ya se está acostando
En la entrada del albergue está el sector duro tomándose unas copas, estoy charlando un rato con ellos, gente de todo tipo, entre ellos una pareja de vascos que me encontrare en todas las etapas de aquí a Santiago
22:30 y me meto en la cama (el colchón!!), estoy cansado. Saco de dormir y tapones que alguno ronca como un oso polar. No me pongo despertador, ya me han avisado que el movimiento de gente nos despertará
Repaso mental de la kilometrada del día, paisajes, gentes, sensaciones... y me quedo dormido con una sonrisa. Duermo como un bebé

SEGUNDA ETAPA


Sobre las 7:30 me despierta el ajetreo de gente. Pesaba que el "toque de diana" sería mucho antes. Nos acicalamos un poco y vamos a desayunar unas tostadas enormes, zumo y colacao


En el desayuno coincidimos con Héctor que viene desde Rondesvalles en bici. Y con Jana y Laura que vienen en bici desde León. Van juntos los tres. Mas adelante nos uniríamos a ellos
Preparamos las alforjas, las bicis, nos hacemos una fotillo en la entrada del albergue y a dar pedales!!

Me noto algo cansado, la piernas cargadas y me duele el culo del sillín... anda que empezamos bien!!
Nada más empezar ya vemos que la etapa pica hacia arriba y que hasta el alto de Cruz de Ferro va a ser todo subida, unos 8 kilómetros. Es uno de los dos puertos mas duros que me voy a encontrar durante estas cinco etapas. A estas horas hay mucho ambiente de peregrinos tanto en bici como andando, no como ayer
Hace algo de fresco pero sin llegar a ser frío. Los primeros kilómetros me quitan la "caraja" de encima. Vamos con las fuerzas de un buen desayuno y habiendo descansado bien nos enfrentamos a las primeras rampas del puerto
Le tengo mucho respeto, sólo voy pensando en dosificar no vaya a ser que me de una pájara. Carlos se escapa en solitario. Yo voy en paralelo con Jesús contándonos un poco nuestras vidas, solucionando el mundo y así van pasando los kilómetros...
El puerto es largo pero tendido, sin ninguna rampa infernal, así que con marcha blanda, despacito y buena letra antes de darnos cuenta estamos coronando!!

La Cruz de Ferro es una feria de peregrinos tanto a pie como en bici, vaya ambientazo
Hay una tradición que consiste en llevar una piedra durante el Camino como penitencia y dejarla aquí
La mía la cojí en verano en la playa de Fuentebravía en el Puerto de Santa María (donde me he criado) y la deposité en la de la Cruz de Ferro, pensando y dedicándosela a mi abuelo Román, que nos dejó hace poco mas de un año. Va por tí!!


Nos hacemos unas fotillos de recuerdo Carlos, Jesus y yo


Charlamos con la gente antes de emprender la peligrosa bajada, nos advierten. Jesús quiere probar camino. Carlos y yo bajamos por asfalto. Una bajada muy técnica con unas pendientes enormes, mal asfaltada en las que hay que tocar constantemente el freno para no irse más allá de los 60 km/h. La bajada es peligrosa, ojo con hacer el loco
Los kilómetros van cayendo solos. La bajada es hasta Molinaseca. Me encuentro a Hector, Jana y Laura en el puente sobre el río haciéndose fotos y le hago una a los tres.
Sigo hasta el primer bar donde me espera Carlos para picotear algo, la dueña nos trata fenomenal, y esperamos a Jesús charlando con unos cuantos peregrinos. Una pareja vasca viene andando desde Roncesvalles, llevan un mes y los pies reventados. Jesús llega al rato encantado de la vida con la bajada que se ha pegado


Descansamos un rato y a dar pedales, llegamos rápido a Ponferrafa, subimos al castillo en bici


Es bastante caótica la salida de la ciudad, y como no estés muy atento pierdes el rastro de las flechas amarillas. Un señor con un puesto en medio de la carretera nos sabla un euro por cada plátano que nos tomamos, pero que bien nos sentó!! Pura energía!!
Pasamos por Columbrianos, Camponaraya, Cacabelos, Valtuille..
Y nos dirigimos a una zona de sube baja entre los viñedos del Bierzo, de hecho pasamos justo por la puerta del consejo regulador. Probamos unas uvitas que estaban riquísimas (que nos perdone el dueño!!)


Pasamos un rato de mucho calor y algunas rampas duras por terrenos bastante pedregosos pero justo a la hora de comer llegamos a Villafranca del Bierzo. Un pueblo precioso con un toque antiguo  en el que acabamos en la plaza mayor comiendo un menú del día. Para ser un lunes encontramos muchísimo ambiente, sobre todo de peregrinos
Comimos demasiado y los kilómetros que teníamos planeados para por la tarde sin ser duros se hacen bastante incómodos. Pasamos por Trabadelo, la Portela, Ambasmestas y llegamos sobre las 17:30 al albergue de Vega de Valcarce (5 euros), justo a los pies del temido puerto de O Cebreiro
Las bicis se guardaban en una habitación interior, así que quedábamos muy tranquilos
Nada más llegar al albergue nos volvemos a encontrar a Héctor, Laura y Jana, de los que ya no nos separaríamos, a partir de ahí seríamos un equipo de 6
Ducha, lavadora, llamadas a casa, puesta a punto de las bicis, paseito por el pueblo... y nos pegamos un gintoni preparando la etapa del día siguiente


Y cena comunal con casi todos los que dormimos esa noche en el albergue de mucha pasta para reponernos. Sobremesa, charleta y a la cama que nos esperaba el que sobre el papel iba a ser el día más duro...


TERCERA ETAPA



Dormí estupendamente, muy importante descansar y recuperarse entre etapas
Sobre las 8:00 empiezo a despertarme. Desayunamos los seis juntos, tostadas, zumos y colacao
No se habla de otra cosa que no sea O Cebreiro. Los nervios se palpan en el ambiente, se huele el miedo!!

Preparamos bicis, bártulos, alforjas (Hector, Jana y Laura envían por taxi sus alforjas hasta el albergue de la noche siguiente, van a subir O Cebreiro sin alforjas, muchísimo cachondeito van a tener que aguantar!! jajaja). Nos hacemos la mañanera foto de rigor del Team al completo en la puerta del albergue y a dar pedales


Estamos muy cerca de las primeras rampas. Hay un primer momento que no nos aclaramos con las flechas porque hay subida por camino (no ciclable) y subida por asfalto
De buenas a primeras nos encontramos a pie de puerto y empezamos a subir cada uno a su ritmo
La Vuelta a España ha subido varias veces este puerto de primera categoría, aquí podéis ver el perfil y los desniveles...

Nos enfrentamos a rampas durísimas, auténticas paredes. Nunca había subido nada parecido. El objetivo era subir a ritmo y pase lo que pase no bajarse de la bici
Los kilómetros se hacen larguiiiiiiiisimos. Nos retorcemos sobre la bici, exprimimos al máximo nuestros músculos. Como pesan las alforjas!!! La verdad que durante la subida lo he pasado de todos los colores

A los que van sin alforjas les decimos... "sin alforjas no es hacer el camino", frase que repetiremos millones y millones de veces
Veo a Héctor que vuelve hacia abajo, por lo visto Laura se ha despistado en un desvío y se ha equivocado de camino. Héctor va a por ella, este tío es una locomotora, claro sin alforjas cualquiera... jajaja

Coronamos lo que parece el final, sellamos las credenciales, tomamos plátano y acuarius... y nos dicen que aún quedan dos kilómetros para llegar a O Cebreiro
Después del descansito volvemos al lío, rampas muy empinadas, vamos haciendo eses, pero antes de darnos cuenta estamos por fin arriba. Precioso pueblecito el de O Cebreiro, sellamos en el santuario y nos dedicamos a hacer una sesión de fotos





Ya estamos en Galicia y parece que se respira en el ambiente, vemos la primera pulpería!!
A continuación nos esperan unos kilómetros con subes y bajas, mención especial al alto de San Roque y su monumento al peregrino


Estas pintas llevábamos subiendo...



Y ya por fin terminan las subidas en el alto de Poio. Había leído que era durísimo, incluso que era peor que O Cebreiro... ni de coña, es un buen repecho pero lo hicimos estupendamente
Ya arriba exhaustos nos metimos entre pecho y espalda un " bucata" (una de las coñas del viaje) de bacon y queso, que puede ser de los que mejor me han sabido en mi vida
Detalle de los perfiles de etapa que siempre íbamos consultando


Mucho ambiente de peregrinos, conozco a unos de Jerez, charlamos un ratillo y toca continuar
La bajada tenemos la alternativa de camino que la presentan muy técnica incluso peligrosa, y la otra opción es bajar por asfalto. Héctor, Jesús y Laura bajan por camino. Carlos, Jana y yo por asfalto. La bajada es de unos 17 km por una carretera tipo autovía con mucha pendiente, muy bien asfaltada, curvas bien trazadas y peraltadas. Así que nos lanzamos literalmente sin casi dar pedales ni tocar freno cogiendo la posición más aerodinámica posible. Marcamos picos de 70 km/h. La sensación que tienes en una mountain bike a esa velocidad es de ir volando... y que si te caes te matas. Yo nunca había ido tan rápido en bici

Disfruté mucho más esta bajada que la de Cruz de Ferro, en esta controlas las curvas perfectamente y vas mucho más rápido con menos riesgo
Lo malo es que se pasa volando, antes de darnos cuenta llegamos a Triacastela, donde estamos esperando una media hora a los que bajaron por el otro lado
Han tenido un percance, Jesús ha rajado la cubierta bajando. Aparentemente podemos continuar pero con mucho cuidado
Está haciendo un día estupendo, sol y nubes sin mucho calor. Nada comparado con el calorazo que pasamos el día anterior, sobretodo después de la comilona que nos pegamos
Es la hora de comer, llamamos para reservar albergue en San Memede del Camino, nos quedan unos 20 kilómetros para por la tarde. Parece que estamos al lado...

Empezamos los seis a dar pedales de nuevo. Y a las primeras de cambio nos encontramos unas rampas de tierra y piedras infernales. Esto es Galicia. Cuesta muchísimo en algunas de ellas no bajarnos de la bici. Con la pendiente y el peso de las alforjas la bici en algunas pedaladas se nos encabrita. El terreno no cambia, es todo así, se hacen muy largos los kilómetros que nos quedan


También las bajadas se las traen, bastante técnicas con piedras y raíces entre bovedas de árboles. Sitios impresionantes...


Alrededor de la cámara rajada de Jesús (que no nos fiamos un pelo que llegue hasta final de etapa) le ponemos una brida para asegurarla algo. Mucho cachondeito en el momento, durante y después del viaje con las bridas!!!


Yo nunca he sido un gran bajador, y nos vamos encontrando unas bajadas bastante técnicas con piedras, raíces... al principio voy "cagao" pero le voy cogiendo el truquillo
En cada rincón se puede hacer una foto de estas, Galicia en estado puro, Camino, bici, flechas...


Héctor ha tenido otra avería cuando le ha saltado una piedra y le ha arrancado una pieza del cambio, se puede arreglar más o menos
Los kilómetros no pasan, lo que parecía que iban a ser 20 km fáciles se nos hacen eternos. Hay que tener en cuenta el tute de O Cebreiro que llevamos en las piernas. Pero la verdad que disfrutamos muchísimo los paisajes y los sitios tan bonitos por los que estamos pasando


Llegamos al albergue de San Memede del Camino, 10 euros incluyendo wifi y desayuno


Acompaño a Jesús a ir, en bici, a Sarria que está a unos 3 kilómetros a buscar piezas de recambio para reparar las averías del día. Chispea un poquillo. Encontramos este cartel, existe otro Vigo!!


Volvemos rápido, limpiamos las bicis y las guardamos en la... cuadra?? Jaja


Duchazo, ropa seca, chanclas y a estirar las piernas. Se agradece el wifi un rato. Llamadas a casa para contar lo bien que lo estamos pasando, lo cansados que estamos y que seguimos vivos
Y a organizar un buen cenorro que hoy nos lo merecemos: croquetas, raxo, tortillas, chorizo, pimientos, hamburguesas, albariño... para reponer fuerzas!!!


Nos reímos mucho durante la cena por lo peculiar e insólito del albergue con animales sueltos, piano o bici estática en medio de todo... y un gallo!!


Y nos vamos a la cama con una sonrisa enorme, ha sido una etapa impresionante
También un poco, la sonrisa es algo agridulce porque se le va viendo ya el final a esta gran aventura, ya solo nos quedan dos etapas... y con lo que estamos viviendo da mucha pena que se vaya a acabar


CUARTA ETAPA


A eso de las 8 nos despertamos, preparamos todo y nos vamos a desayunar los seis en una mesa para nosotros. Galletas y todas las tostadas que queramos, es decir, muuuuuchas!!
Me tomé además tres grandes colacaos bien cargados de colacao y azúcar... empezaba el día totalmente dopado!!!
Viendo la hoja de ruta y el perfil de la etapa nos esperaba una etapa dura. Sin ningún puerto de montaña, pero durante todo el día tendríamos un relieve de dientes de sierra gallego... quien dijo miedo!!
Nos ponemos al lío, fotillo de rigor en la puerta del albergue y a dar pedales
Cruzamos Sarria y empezamos a coger caminos en medio del bosque con pendientes bastante pronunciadas tanto para subir como para bajar. Esta foto me parece impresionante, que bosque mas bonito!!


Desde la segunda etapa no me iba el cuentakilómetros y no sabía por qué. Al principio de esta etapa veo que el cable está roto... se habrá enganchado con una rama. Jesús me ayuda y en un ratillo empalmamos el cable y el cuentakilómetros vuelve a funcionar!!
Laura y yo subiendo un repechito


Pasamos por pueblecitos pequeños con muy pocos habitantes y nos vamos encontrando este tipo de cosas.. Vilei, San Martiño, Serra, Pena, Peruscallo, Brea, Morgade... esto es Galicia profunda!!


Ferreiros, a Parrocha... las subidas rompe piernas se hacen duras, Carlos va tocado de una rodilla y tiene que bajar el ritmo e ir con mucho mimo con esa rodilla. No hay prisa ninguna, vamos disfrutando cada pedalada
Momento importante del día, pasamos por el cartel de 100 km a Santiago!!


Postales de Galicia


Llegamos a Portomarin y su impresionante puente sobre el rio Miño


Por el Camino hemos ido encontrando estas cosas. Entendemos que la cruz es de algún peregrino caído durante el Camino, pero las piñas con las piedras y los papeles no tenemos muy claro que puede ser


Paramos a descansar algo y nos comemos unos grandes "bucatas" para reponer fuerzas


Llamamos a un par de albergues incluso hoteles en Melide, nuestro fin de etapa planeado, y está todo cogido, no hay camas
Se nota que estamos a menos de 100 km de Santiago, distancia mínima para conseguir la compostela andando (en bici son 200)
Habrá que llegar allí y buscar alojamiento sobre la marcha. Nos hacemos estas fotillos en un hórreo típico gallego


Pasamos por muchas aldeas pequeñas. Carlos sigue fastidiado con la rodilla, pero estando tan cerca de Santiago va a intentar aguantar
Por la tarde seguimos con el mismo relieve, muchísimas bajadas técnicas, le estoy cogiendo la gracia y poco a poco me doy cuenta que ya bajo como un loco. Jesús me pregunta si yo era al que le daban miedo las bajadas, jaja. He de decir que llevo buena bici  con ruedas de 29, que se lo tragan todo, y una excelente horquilla fox, eso ayuda mucho.
Jana y yo tenemos algún amago de caída y estamos con la coña de que antes de llegar a Santiago nos vamos a pegar un buen tortazo!! jaja
A la velocidad que nos tiramos por algunas cuestas con piedras y raíces era bastante fácil llegar a Santiago con varios dientes de menos. Esta es una bonita cuesta, pero de subida!!!


Los bosques frondosos se intercalaban con pequeñas y preciosas aldeas gallegas
Vamos pasando por sitios impresionantes, dignos de cuentos de hadas o de bosques de parque jurásico, o del señor de los anillos. Galicia es preciosa


Cruzamos Palas de Rei, bastante mas grande que los últimos pueblecitos
Físicamente voy como una moto, voy con mucha fuerza y buenas sensaciones. Claramente he ido de menos a más desde el primer día. Supongo que el cuerpo se va acostumbrando a estar 5-7 horas encima de la bici. Eso y los tres colacaos que me tomé por la mañana seguro que tienen algo que ver!!
Llegamos a Melide, donde teníamos que buscar alojamiento. Yo me veo con fuerzas para hacer 20 kilometrillos más, además me hace ilusión llegar a Santiago a media mañana y entre otras cosas asistir a la misa del peregrino de las 12:00
Y sé que si me quedo en Melide no vamos a pisar Santiago hasta por la tarde. Así que se lo propongo a mis compañeros, ellos van cansados y se habían hecho a la idea de quedarse ya aquí. A mi me cuesta muchísimo tomar la decisión pero continuo la etapa en solitario. Eso sí, con la promesa de vernos al día siguiente en la Plaza del Obradoiro
También me da pena porque Melide es parada obligatoria del Camino para degustar sus famosísimas raciones de pulpo a feira... yo paso de largo y ya comeré pulpo mañana en Santiago

Mi idea era hacer tranquilamente unos 20 km más hasta Arzua. Me pierdo un poco saliendo de Melide, se me pasó una flecha amarilla y tuve que deshacer camino hasta reencontrarme
Lo que queda de etapa resultó ser una zona preciosa, aldeas, Galicia rural y profunda. Paso por unos bosques frondosos y con unas cuestas durísimas. Recuerdo una especialmente que no se acababa nunca de tierra y piedras que casi me tengo que bajar de la bici
Después de una bajada divertida me encontré este riachuelillo en medio del bosque con sus dos piedras a modo de puente. Me encontré yo allí solo, todo estaba en silenio, parecía que se había detenido el tiempo...


Y se puso a llover, saqué el chubasquero, primero llovizna incómoda y de repente chaparrón. También tenía su gracia estar en medio de esos bosques solo, buscando líneas amarillas y sin sitio para dormir... jajaja


Me encontré a un bicigrino que había conocido en el albergue de Valcarce, que estaba descansando en un banco. Le cuento que estoy buscando alojamiento. Él tiene ya reserva en Arzua, me da el teléfono de su albergue y el hospitalero me dice la manida frase de... no quedan camas
Pues a pedalear, no queda otra, llego a Arzua y pregunto en los primeros cuatro albergues que encuentro. No hay camas, son cerca de las 19:00, es tardísimo para estar sin alojamiento. La verdad que se ve mucho ambiente de peregrino en Arzua, creo que va a ser mejor buscar en alguna población más pequeña
Decido seguir a ver qué me encuentro. Recorro unos bosques preciosos y paso por unas pequeñas aldeas galleguísimas. Pregunto en otro albergue y nada
Creo que soy una persona bastante tranquila, pero pronto va a oscurecer, esta lloviendo y no tengo alojamiento... y estoy solo!!
En un pequeño pueblo que se llama Calzada me encuentro un anuncio de un albergue, llamo por teléfono y les queda una cama. Es para mí!!
Estoy a unos cinco minutos, me tengo que separar del Camino pero llego sin problemas
Albergue (10 euros), bastante cómodo con duchas modernas y taquilla para todos los trastos. La bici duerme en el garaje

Me doy una ducha larguísima. Me pongo ropa cómoda. Charlo un rato con mis compañeros de habitacion, un irlandes y una australiana. Se palpa en el ambiente que ya estamos cerca de Santiago, a unos 32 km
Llamo a casa y bajo a cenar que se está haciendo tarde. Hablo con mis compañeros, encontraron alojamiento en Melide y se están tomando un pulpo... que envidiaaaaaaaa!!
El albergue está en medio de la nada y no se puede ir a ver nada ni cenar por la zona. Así qué bajo a la cafetería y pido una pizza que parece que es lo único que hay. Comento la etapa del día siguiente con unos colombianos que vienen en bici desde Roncesvalles y una pandilla de gallegos que van andando
Helado de postre y a la cama sobre las 22:00, en mi habitación duermen y roncan todos
Ha sido un día durísimo. Muchísimo kilometraje en terrero rompepiernas, 87 km, pero también la etapa más bonita con diferencia, dando sorbitos de Galicia a cada pedalada. Me quedo dormido al minuto


QUINTA Y ÚLTIMA ETAPA


Me despiertan los movimientos de mis compañeros de habitación sobre las 7:30, hacen mucho ruido!!
Preparo todo y bajo nervioso a desayunar. Coincido con una lituana muy simpática y charlamos un buen rato con el hospitalero de anécdotas curiosas del Camino, en mi inglés...

Se está haciendo de día, preparo la bici y a dar pedales!!
Esta etapa va a ser muy cortita, los últimos 32 km de esta aventura, así que toca disfrutarla y saborearla al máximo. Es la continuación de la etapa de ayer, casi los mismos escenarios. Galicia me enamora. Atravieso unos bosques de enormes eucaliptos, voy adelantando y saludando a todos los "caminantes" que conocí en este último albergue



Hay muchísimo peregrino, todos vamos como volando. Santiago ya esta aquí!!!
Hago una parada en Pedrouzo para sellar y beberme un acuarius. No sé cuantos millones de acuarius habré tomado estos días...

Después de un buen repecho y casi sin esperármelo llego al Monte do Gozo. Subo al enorme monumento del peregrino de Juan Pablo II y hago unas fotillos. Hay algo de niebla y se ve Santiago, ahí cerquita, se intuye la catedral. Sello y a dar los últimos pedales que me quedan!!


Una bajada larga, un poco de pedaleo y ya estoy en Santiago. Sigo las flechas amarillas, el río de peregrinos, calles y edificios de piedra... cuantos millones de peregrinos habrán pasado por aquí a lo largo de los siglos... y como a cámara lenta aparezco en la Plaza del Obradoiro a las 11:15 y me situo a los pies de la catedral

Es una sensación indescriptible. Muchos momentos de estos días me vienen a la cabeza, los revivo, los saboreo y me emociono. Esto es una auténtica pasada!!
Los que están alrededor mía estamos todos igual, embobados mirando la catedral y disfrutando el momento. Charlamos un rato y me hacen unas fotos. Va a ser un recuerdo impresionante, habrá que enseñarle esta fotillo a los nietos, jaja


Me dirijo al cercano Hostal la Salle, me doy un duchazo rápido y envio a casa por mensajería seur bici, alforjas y casco. Recomendadísimo servicio que gestiona bicigrino.com

Me desentiendo de los trastos y llego justito a la misa del peregrino, 12:00. Abarrotada de peregrinos, me hace ilusión encontrarme algunas caras conocidas de estos días. Durante la misa nos dedican unas bonitas palabras. Voy a darle un abrazo al apóstol y le pido por todos y cada uno de mis seres queridos, familia y amigos

Ahora toca el trámite de la Compostela, una especie de certificado oficial que entregan al peregrino que ha completado el Camino. Se necesita hacer un mínimo de 100 km a pie, o 200 km en bici o caballo. En estos últimos kilómetros tenemos que sellar nuestra credencial por lo menos dos veces al día, y en las anteriores etapas mínimo un sello por día
Espero media hora de cola entre peregrinos, cada uno contando su Camino, venimos desde mil sitios diferentes... en la oficina está todo bien organizado, me atienden estupendamente, comprueban mi credencial, me expiden la compostela y me felicitan.
Nos despedimos con un "hasta la próxima"


Tengo un hambre horrorosa!! Me informan mis compañeros de aventura que no llegan hasta por la tarde. Así qué voy a un restaurante conocido y me pego un homenaje gallego de los buenos en la terraza disfrutando del solecito viendo pasar peregrinos


Llamo a mis compis sobre las 16:00 y no me cogen, están dando pedales seguro. Me cuesta levantarme después de la comilona y voy dando un paseo por las callecitas de Santiago, vaya ambientazo hay. Casi llegando a la Plaza del Obradoiro veo unas siluetas conocidas, son los cinco magníficos!!

Llegamos a la vez al centro de la Plaza, nos damos un abrazo e inmortalizamos el momento con una sesión de fotos. Insuperable!!


Recordamos mil anécdotas de estos días, que morriña!! Después de un buen rato con ellos nos despedimos con la promesa de volver a hacer otro Camino juntos, quien sabe si el año que viene
Ya que estoy en Santiago aprovecho para ir por la tarde en tren a Vigo a ver a mi familia gallega, mi abuela y mis tíos.
Ya como anécdota viajo esa noche en tren cama hasta Madrid. Tengo un vuelo a primera hora para ir a pasar el fin de semana a Ibiza a casa de unos amigos. El tren llega más de una hora tarde y no me da tiempo pasar por casa. Aparezco en el aeropuerto con estas pintas...


Ya en Ibiza, me encanta esta foto en casa de mi amiga Ro disfrutando de la puesta de sol contándole a los amigos el viaje entero, recordando todos y cada uno de los kilómetros pedaleados durante los últimos cinco días. El descanso del guerrero:


Sin duda ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida.
Ha sido mi primer Camino, pero segurísimo que no es el último. Volveré en bici desde Roncesvalles o caminando, que también tiene que ser una experincia impresionante

* Editado justoun año mas tarde: conseguí juntar días y disfrutar del Epílogo hasta Muxía y Finisterre
http://volverparacontarlo.blogspot.com.es/2015/12/camino-de-santiago-en-bici-epilogo.html

COMENTARIOS, CONSIDERACIONES, MORALEJAS...

- Lo primero, quiero dar las gracias a Jesús, Carlos, Héctor, Jana y Laura. Esta aventura la empecé solo, y ahora no me la podría imaginar sin ellos. Sé que me vais a leer y es para mi un auténtico placer haberos conocido y compartido todo esto con vosotros.

 - Hemos tenido mucha suerte con el tiempo, sobre todo para ser la última semana de septiembre. En el norte nunca se sabe!! Llover bien sólo llovió un día y a ratos. Por las mañanas no hacía nada de frío. Y todos los días hemos pasado calor. Con mal tiempo habría sido mas duro

- El Camino está muy bien señalizado (por lo menos la parte León-Santiago que es la que conozco). Solo hay que seguir las flechas amarillas que veis en las fotos, que encontramos cada pocos metros y sobre todo en cada intersección, en cada posible equivocación. Sólo hemos tenido alguna dificultad al salir de ciudades o grandes poblaciones, hay que estar muy atentos en estos casos
Nosotros llevábamos guías, mapas, gps... como material de apoyo es recomendable llevarlo, aunque solo nos haga falta si nos perdemos

 - En los 327 km que mi GPS dice que he pedaleado no he tenido ninguna avería, ni siquiera un simple pinchazo. Le tenía algo de miedo a una avería complicada yendo sólo. O la suerte me ha acompañado o ha sido un guiño del Apostol, o las dos cosas!!
Para la planificación hay que tener presente que una avería, caída o cualquier contratiempo puede trastocar los planes, y más aún yendo solo

- Durante el Camino se respira un ambiente especial, un buen rollo y una amabilidad a la que no estamos acostumbrados. Puede parecer algo irreal porque realmente no somos tan buenos, jeje. Pero es cierto que el Camino saca nuestro lado mas amable. En todo momento la gente está dispuesta a ayudar y a echar una mano en lo que haga falta. En nuestro caso cada vez que parábamos, los bicigrinos que pasaban se ofrecían a ayudarnos por si teníamos alguna avería o cualquier cosa

- Cada vez que nos cruzamos o adelantamos un peregrino nos saludamos con un "buen Camino". Con todos los extranjeros que nos encontramos al final lo que realmente escuchas es un "buen Caminou amigou"!!! Los habitantes de las poblaciones por las que hemos pasado nos han dado una acogida estupenda, siempre amables con sus indicaciones, saludos y demás

- También me sorprendí muchas veces hablando de todo con gente que conoces de minutos, con personas de otras edades, otros idiomas, que tienen muy poco que ver con uno mismo, que en la vida "real" seguramente no tendríamos nada en común y no cruzaríamos palabra, pero que el Cámino crea un vínculo cultural entre personas mas allá de todas estas diferencias y que al final todos somos simplemente peregrinos, sin necesidad de mas etiquetas

- Yo solo estuve cinco días de Camino. Conocimos gente que llevaba mas de tres meses caminando. Una de las cosas que te das cuenta es que en nuestro día a día de la vida "real" tenemos muchas necesidades artificiales. Durante estos días solo tuvimos necesidad de orientarnos, comer y dormir. Hay que tomar nota de estas cosas

Quien sabe cuándo, pero volveré

Besos y abrazos


PD: MATERIAL

Desde que hice el Camino sois muchos los que me preguntáis acerca del material indispensable que deberíamos llevar en una aventura de este calibre. Lo primero que digo es que hay que montar alforjas en la bici. Una mochila a la espalda resultaría incomodísima y además no entraría todo el material. En el Camino y en las rutas de cicloturismo a partir de varios días se usan las cómodas (y pesadas) alforjas. Para los que no hemos usado estos elementos en nuestra vida tenemos que instalarle antes a la bici un portabultos

Después de comparar un poco el mercado compré un par de alforjas Ortlieb modelo back roller classic. No es que sean especialmente bonitas, pero me convenció de ellas que son duras, impermeables y bastante duraderas por los comentarios que leí. Luego en el Camino vi que son las que lleva la mayoría de la gente

Es muy importante controlar el peso y llevar solo lo realmente imprescindible. Dependiendo la época que vayas o la suerte que tengas con el tiempo, puedes tirar con lo poco que llevé yo de ropa o realmente necesitar mucha ropa para el frío. La ropa se lava todos los días en los albergues (o a mano o en lavadora)
Si vas en grupo puedes repartir peso, por ejemplo no es necesario llevar todas las herramientas repetidas. Yendo solo hay que llevar de todo, por lo que pueda pasar...
Después de darle muchas vueltas, finalmente llevé en mis alforjas:

- Higiene:
Toalla
Pastilla jabón lagarto
Desodorante
Papel higiénico
Cepillo y pasta de dientes

- Botiquín básico
Tiritas
Venda
Esparadrapo
Betadine

- Herramientas y repuestos básicos:
Cámaras
Parches
Llaves allen
Llave inglesa
Tronchacadenas
Bridas
Pulpo
Luz frontal

- Documentación
DNI
Tarjeta crédito
Dinero en metálico
Credencial

- Varios:
Tapones oídos (importantísimo!!!)
Cámara fotos
GPS y pilas
Movil y cargador
Pitón bici
Pinzas de tender
Saco de dormir
Guía y rutas del Camino
Piedra para dejar en Cruz de Ferro

-Ropa puesta
Casco
Maillot
Culote
Calcetines
Guantes
Zapatillas
Gafas de sol

- Ropa en alforjas:
Culote
Maillot
Calcetines
Cubrecuellos
Pantalón largo vestir
Dos camisetas
Dos Gallumbos
Chubasquero

Y recomendadísimo enviar la bici de vuelta a casa, a los dos días llegó este paquete con bici, alforjas y casco, todo llegó perfectamente. Una gozada

19 comentarios:

  1. Que gran aventura picha!! Yo estoy trabajando en ponerme un poco en forma, así que puede que entro de un tiempo pueda seguirte en alguna de tus aventuras, hasta entonces na de na....

    Eso sin contar que todas las comidas eran hidrato puro, y eso para mi es pecado mamón! jeje

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Jimo sería bestial que te apuntaras a una aventurilla de estas!!
    Por la comida no te preocupes, que tu te pides lo que te venga bien y listo
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante Tomás!
    Acabo de leerlo entero y me ha encantado! Tengo unas gamas de irme ya que me muero!!

    Yo lo quiero hacer desde Roncesvalles en 10 días, a ver si lo consigo, que soy novato con la bici!!!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Buenas Tito!!
    Gracias por leer mi tocho entero, me alegro que te haya gustado
    Desde Roncesvalles en 10 días yo lo veo perfectamente asequible
    Prepáralo bien sobre todo en tema planificación de etapas, equipaje, sal a entrenar algún día con alforjas...
    Que envidia me das, vas a disfrutar como un enano!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pues aunque no te lo creas de Vez en cuando leo tu blog! Me gusta! ;)

    Ayer te agregué a Fb para hacerte preguntillas, pero voy a recopilar todas y te mando un mensajillo con unas cuantas.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues cuando quieras, encantado si te puedo ayudar en algo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Tomas,te he leido y me ha gustado tu aventura.Yo pretendo realizar el Camino desde Roncesvalles,he visto las fotos de tu guia y parecen bastante completas,¿me podrias decir como conseguir ese tipo de mapa de todo el camino etapa a etapa?
    Muchas gracias por adelantado.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!!
      Aquí encontrarás unos mapas detalladísimos y muy útiles, desde Roncesvalles:
      http://caminodesantiago.consumer.es/los-caminos-de-santiago/frances/
      A vivirlo y disfrutarlo a tope!!
      Buen Camino!!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Tomás,tomare buena nota,jejejee

      Eliminar
    3. Maquina !!! soy de valencia y quiero hacer el camino de santiago pero ... y los problemas que te ponen para llevar la bici ??? cuentame como lo hiciste y cuales son los problemas que te ponen para poderla llevar.
      Un saludo !!!

      Eliminar
  8. Buenas Robert!!
    De un tiempo a esta parte se han puesto más tiquismiquis con eso de llevar las bicis en bus o tren. En Alsa por ejemplo te puedo contar mi experiencia, te piden pagar un extra, unos 10 euros me suena, quitar la rueda delantera y llevar la bici en una funda o empaquetada. Mi consejo es que cuando sepas que medio de transporte vas a usar te pongas en contacto con ellos para preguntar directamente como lo tienes que hacer
    Saludos y buen Camino!!

    ResponderEliminar
  9. Q gran experiencia!! La realizaré pronto

    ResponderEliminar
  10. Q gran experiencia!! La realizaré pronto

    ResponderEliminar
  11. Q gran experiencia!! La realizaré pronto

    ResponderEliminar
  12. Ley este viaje en tu blog hace tiempo y me gustó. En mi blog lo nombro. Pero no estoy de acuerdo con que, si vas en bici, hacer el camino sin alforjas es no hacerlo. Acabo de hacerlo yo en julio sin alforjas. Solo llevando una pequeña mochila con chubasquero y herramientas. Yo he seguido siempre el camino de a pie. Solo he tenido que empujar un 40% de los primero 3 kilómetros en O Cebreiro. Yo creo que hacer asfalto sería no hacer el camino. Pero cada cual lo hace como puede o quiere.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. ... Ah... yo lo he hecho desde Roncesvalles y los paisajes, subidas y bajadas que encuentras siguiendo la arena o las piedras... no las encuentras en asfalto. La subida a Erro, la bajada a Zubiri. La subida al Perdón, su bajada. El alto de Mostelares. La subida a la Cruz de Ferro y la bajada hasta Molinaseca... puro btt. El empedrado O Cebreiro... o la subida al Poio... Si puedes hazlo en otra ocasión...

    ResponderEliminar
  14. Amigo JJuvene63, era una broma entre los compañeros que hicimos el Camino, pero supongo que me he expresado mal. En ningún momento he querido decir eso y ni por asomo quería desmerecer el Camino de nadie. Cada uno hace el Camino que quiere o puede, y todo el que llega a esa Plaza del Obradoiro merece el mayor de los respetos. Gracias por leerme y por tus comentarios. Deseandito estoy de hacerlo desde Roncesvalles!! Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola buenas tardes he leído tu aventura y nos a gustado tanto a mi y a mis amigos que vamos a volver a repetir tu aventura ya que tenemos 5 dias en la tercera semana de mayo nos podrías mandar las rutas que hiciste en los días para sacarlos en papel y demás y correo el uriasoto@gmail.com muchas gracias por todo

    ResponderEliminar